Las cadenas

Las cadenas

Tiene una máquina de hacer niebla
y en la prisión de la luz me dice despacito:
«¿Y qué crees tú que es el internet sino
una gran soledad? ¿Y por qué crees que la mejor
poesía está en las rimas de los raperos
y en el grafiti de paredes sucias?»

Se aleja para girar la manecilla
de su máquina de hacer niebla
y me pregunta casi gritando:
«SI PUDIERAS DARLE UN SUEÑO
A LAS COSAS QUE NO VIVEN
¿QUÉ ESTARÍAN SOÑANDO LAS COSAS
QUE TE RODEAN? . . . ¿CON QUÉ
SUEÑAN LOS VIEJOS ZAPATOS,
CON VIEJOS CAMINOS
O CON COSAS MÁS ALTAS?»

Gira y gira la manecilla
y empieza a salir la niebla:
«Hace años, en Estados Unidos, Alabama,
hallaron los fósiles de una ballena
prehistórica. Los esclavos que labraban
esa tierra vieron en el osario gigantesco
el esqueleto de un ángel
que habría caído del cielo. Dime, ¿es eso
lo que sueñan las cadenas?».

__

Imagen de Walter Silver.

Tres poemas inéditos

'Jajaja', de Inés Acevedo